lunes, 18 de agosto de 2014

LA GRAVE LESIÓN DE RUBIO DEJA EN SEGUNDO PLANO LA PRESENTACIÓN DEL VILLACARRILLO C.F.

La Tercera en Tercera. Así había pensado titular la presentación del  Villacarrillo C.F. 2014-2015 este sábado ante su afición. Nadie imaginaba que una buena tarde de fútbol para conocer las caras nuevas del tercer proyecto celeste en categoría nacional iba a albergar tanto infortunio. Cuando sólo se llevaba jugado un cuarto de hora del amistoso frente al Albacete Balompié “B” posterior a la presentación del equipo, una indecisión entre Niza y Rubio al borde de la frontal desembocó en un violento choque entre un delantero manchego y nuestro cancerbero. El villanovense quedó tendido sobre el césped entre síntomas de dolor en la zona abdominal y fue sustituido, pero nadie podría haber imaginado en ese momento las funestas consecuencias que ese golpe iba a tener para su salud. 

Tras permanecer en observación en la UCI, ha ido trascendiendo que sufre rotura de bazo. Con el paso de las horas irá conociéndose la evolución de su estado, que tiene en vilo no sólo a sus más allegados o al club, sino al mundo del fútbol provincial, volcado en las redes sociales hacia su figura, y a quienes es obligado mostrarles una inmensa gratitud por su solidaridad y humanidad.
En segundo plano han quedado la presentación del Villacarrillo C.F. y el encuentro frente al Albacete Balompié “B”, pero toca hablar de ello.

Luchando contra viento y marea y reinventándose continuamente, la junta directiva ha logrado iniciar un nuevo proyecto para que la marca Villacarrillo siga exportándose por media Andalucía y Melilla. Tras varias campañas plagadas de fichajes de relumbrón y emolumentos considerables, el club celeste ha decidido instalarse en la más profunda austeridad para sostener al equipo en Tercera División. Un Villacarrillo modesto, joven, viable. Y más de la casa. Jesús Cuevas vuelve al banquillo campiñés tras una década, y trabajará ahora por preservar la categoría que hace doce años rozó. Junto a él, Pedro Miralles y Francisco Pérez “Chico” completarán un cuerpo técnico plenamente local.

Cambios en la dirección, en el patrocinador (la empresa “SICE”) y en el terreno de juego. Sólo seis futbolistas de la anterior etapa continúan en la disciplina celeste, que ha sufrido la baja de algunos de sus pilares como Elady y su inevitable marcha a un Segunda B. A cambio, se han reforzado todas las líneas con gente joven y cercana geográficamente. Para empezar, volverán a defender los colores de su pueblo Fortu, Alameda y Juan Poblaciones; de la Sierra de Segura vienen Julio y Borja; de La Loma y Linares, Berja, Míchel, Foi, Navas, Vilaseca, Siscu, Raúl y Luis Jiménez. La nota de color la pondrá Sebastián Awana, hermano de Bibi, ex del club, y de tierras castellanas llega Josu. Además, en la denominada ahora Tercera Andaluza partirá el Villacarrillo C.F. “B”, del que podrá nutrirse la plantilla de Cuevas.

El Albacete “B” del grupo XVIII de Tercera fue el rival para los nuestros a continuación. Antes del inicio del choque, se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Quevedo, capitán celeste en las décadas de los ochenta y noventa. Descanse en paz.

Equipo muy joven y con el típico buen trato de balón de filial el manchego, que fue de más a menos. El once local lo integraron Rubio (Javier); Tomás, Míchel, Niza, Navas; Vilaseca, Josu, Borja, Toni, Siscu; Fran. La primera parte fue muy igualada, y más allá de la consabida acción desgraciada de Rubio se contabilizaron un par de ocasiones claras en ambas áreas. Los visitantes estrellaron un chut al larguero y los villacarrillenses rozaron el primero con un cabezazo de Vilaseca.

En la segunda parte tuvieron su oportunidad, aparte del jovencísimo arquero Javier, que tuvo que reemplazar prematuramente a Rubio, Julio, Raúl, Tarra, Juan Poblaciones y Alameda. A los seis minutos de la reanudación, Siscu, el mejor de los locales y quien ya había evidenciado su magistral precisión a balón parado, marcó el que a la postre sería definitivo 1-0 con un impecable libre directo desde 30 metros.

El carrusel de cambios en las filas albaceteñas no puso en aprietos al cadete Javier, quien dejaría a cero su meta, logrando así el nuevo Villacarrillo la victoria en el día de su presentación.

Otro año más el Villacarrillo es de Tercera. Trabajo para la plantilla, que ha de darlo todo para que el respeto de los visitantes al Veracruz sea indeleble. Memoria para la afición, que debe seguir disfrutando de su equipo en categoría nacional, algo de lo que no pudieron disfrutar el Villacarrillo de Quevedo o el anterior de Cuevas. El domingo 24 arranca un nuevo capítulo de la mejor novela deportiva de la ciudad. El sueño, el que comenzó hace un tiempo y ha enorgullecido a tantos campiñeses, aún continúa.

La mejor noticia será ver de nuevo a Rubio bajo palos. Capitán, estandarte, parte de nuestra historia. Ánimo.

Diego J. González

1 comentario:

M. CARMEN MARTINEZ MORENO dijo...

Animo Capitán!!.
No se puede más que desearte una rápida recuperación y que cuanto antes estés defendiendo nuestra portería de nuevo con esa maestría que llevas demostrando ya varias temporadas. Pero eso no es lo más importante, lo que nos queda, ó al menos me queda a mí es tu talante, tu comportamiento, tu entrega y tu saber estar en todas las situaciones. Hasta en esta ocasión, GRANDE RUBIO!!.
Carmen Martínez.